Reseña de la película: Amor en el Aire. “Del amor y de la interacción social”.

Por: Teolinca Velázquez [1]

Esta película lo que nos enseña en primera instancia es el error que comete la sociedad contemporánea, Bauman la denominaría la sociedad líquida en la que las relaciones se desenvuelven vía virtual viéndose atravesadas por la tecnología que reemplaza los vínculos sociales de antaño por aquellos vínculos a distancia, efímeros, líquidos.

Dos personajes representan lo que menciono de Bauman, uno pensaría quizá que me refiero al personaje de George Clooney pero irónicamente no, me refiero al personaje de Anna Kendrick (Natalie) y el de Vera Farmiga (No me acuerdo de su nombre Alex?). El personaje de Natalie es todo un proceso que enfrenta la juventud moderna que va más allá de la madurez que su personaje experimenta; Natalie es todo aquel joven recién graduado quien cree que la tecnología resolverá todos nuestros problemas, es todo aquél chavo que busca innovar su lugar de trabajo lleno de viejos, como se referiría a George Clooney en una escena, con soluciones virtuales, novedosas, líquidas.

Me parece excelente que la película demuestre que esto no es posible a la hora de trabajar, se requiere del contacto humano, del saber hacer vínculo con quienes trabajando y que aunque las video llamadas son muy útiles, hay ámbitos en los que no pueden reemplazar al individuo. Esto me parece primordial a la hora de pensar en cualquier trabajo que se tenga: las máquinas tienen límites y no reemplazan a los individuos; las máquinas están para ampliarle el límite al hombre, no para reemplazarlo.

Por lo tanto cualquier trabajo hoy en día puede debe encontrar el equilibrio entre el trabajador y la máquina a medida de que esta última optimice el desempeño de quien trabaja. Esta reflexión tiene todo el Siglo XX argumentándose, me viene a la mente la película de Charles Chaplin “Tiempos Modernos” la cual en su época marcó la misma argumentación que yo estoy dando, sin embargo la película se refería al reemplazo de la mano de obra; hoy, en la modernidad líquida, se trata del reemplazo de las relaciones humanas.

A consecuencia de la revolución industrial el trabajo humano se vio disminuido y los pesimistas del tiempo juraban que llegaría la revolución de las máquinas; lo que vemos en l película es irónicamente la respuesta a lo que estos hombres decían en su tiempo: es imposible que exista una revolución de máquinas puesto que aunque el hombre y su sociedad por más sistémicos que se encuentren, por más automática que se encuentre la vida actual, son vida, son seres vivos que respiran, sienten, lloran, ríen, hablan, se comunican, perciben, hacen contacto. Esto es algo que no se puede sistematizar por más de que la autoridad se haya esmerado (hago alusión a la teoría de Michel Foucault), es imposible querer hacer de un hombre un robot, no solo es imposible, es una afrenta a la naturaleza del hombre.

Así que lo que le obtengo a la película es eso, el vínculo entre la tecnología y el hombre, George Clooney representa al hombre independientemente de sus ideas de libertad, él está consciente de lo necesario que es hacer contacto con la persona, sobre todo a la hora de comunicar algo tan fuerte como es un despido. Por otro lado, están las primeras escenas con Anna Kendrick, ella al principio de la película representa al mundo de la tecnología,  pues juntos deben formar el equipo que hacen la virtualidad y la naturaleza humana de las relaciones sociales.

A mitad de la película el personaje de Anna Kendrick comienza dejar ese lado sistémico que trae de su escuela y su propio contexto; me parece muy importante la escena donde despiden a un señora que anuncia su suicidio porque creo que ahí se encuentra también otro obstáculo para la optimización de un trabajo basado en la interacción social. Resulta que el personaje, ya habiendo recibido de su propia medicina (cuando su novio la corta por mensaje) comienza a interactuar con aquellas personas a las que deben despedir y por lo tanto se da cuenta de la profundidad del trabajo de Clooney, sin embargo cuando ella menciona que hay que evitar que la señora se suicide el mismo Clooney la detiene, nos damos cuenta entonces que hasta el mismo Clooney ha interiorizado el discurso deshumanizador que no solamente traen las grandes empresas, sino también las personas de a pie.

Cuando uno pregunta  un ladrón ¿Por qué robas? una de las respuestas más comunes es que digan “No es nada personal, es sólo un trabajo”, nuestra sociedad nos ha enseñado  trabajar automáticamente, a que nuestros trabajos no se vean interferidos por nuestra naturaleza humana, nosotros trabajamos, contribuimos productivamente  la sociedad, generamos ganancia y plusvalía, esa es nuestra misión como individuos formados en una sociedad occidental, esto es sinónimo de orden. Por lo tanto no es de sorprender que Clooney, después del discurso del principio sobre la importancia de la presencia del portavoz de las malas noticias también se vea atravesado por la deshumanización del individuo occidental productivo y eficaz.

Esta es mi conclusión sobre la película: la clave para el éxito se encuentra en reconocer la importancia del ser humano como individuo que se relaciona con unos y otros; y que la tecnología, aunque muy útil, se encuentra como herramienta para el individuo y no como su reemplazo, especialmente dentro del marco de la interacción social

[1] Licenciada en Sociología por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Amante de la literatura y el cine. Actualmente se desempeña como asesora en Instituto E-Marketing México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s